En huelga de hambre y sed por la custodia de su hijo

Desde el pasado 2 de junio protesta encadenado en los juzgados de Granadilla.

La protesta de Isaac Rodríguez, el padre que reclama la custodia compartida de su hijo de 9 años, podría llevarle a la muerte en un plazo de tres días si persiste en no comer y en no ingerir líquidos.

Encadenado a la entrada de los juzgados de Granadilla, en Tenerife, Isaac Rodríguez inició la huelga de hambre el 2 de junio y desde el pasado fin de semana ha radicalizado su protesta negándose a tomar líquidos.

Denuncia que desde hace 15 años no sabe nada de su hijo a raíz de que la madre se lo llevara con ella a Santiago de Compostela sin su autorización. Según declaraciones del afectado, desde hace cinco meses tampoco consigue hablar con él por teléfono.

La Asociación de Tenerife por la Custodia Compartida apoya la causa de Isaac Rodríguez pero, tras la última revisión médica, teme por su salud. Según declara la asociación, lo más probable es que en un plazo de tres días entre en coma, “Pero no podemos hacer más. Está convencido de llegar hasta el final”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.