En Canarias votaron 567 electores desde el extranjero, mientras que en 2007 lo hicieron 21.238

IU denuncia que con la reforma de la Ley Electoral, ejecutada por PSOE y PP,  “se suprimió de un plumazo” el voto en las municipales a los españoles residentes en el extranjero.

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha exigido al Gobierno que “asuma responsabilidades políticas por el escándalo del voto emigrante”, del que ha denunciado “evidentes irregularidades”. Llamazares ha expuesto que en las pasadas elecciones del 22-M –tras el pacto alcanzado meses antes entre PSOE y PP, con el respaldo de CiU y PNV- se sufrió las consecuencias de la reforma de la Ley Electoral para “suprimir de un plumazo” el voto en las municipales a los españoles residentes en el extranjero. Además, con las nuevas reglas ya en vigor, el voto para las autonómicas sólo alcanzó al 5 por ciento de estas personas con derecho a voto, lo que supone alrededor de la sexta parte de participación de hace cuatro años, cuando votó el 30 por ciento.

En rueda de prensa en el Congreso, Llamazares recordó que con la nueva Ley Electoral en vigor desde enero, tras la “reforma express” perpetrada por los dos partidos mayoritarios y los nacionalistas catalanes y vascos, se excluyó de las municipales a los 1,4 millones de emigrantes españoles -el equivalente a la población de Murcia o de Aragón-, y sólo se les dejó participar en las autonómicas, aunque endureciendo los requisitos para la solicitud y el ejercicio del voto.

Según los datos recabados por IU detallados por Llamazares, de los 705.781 españoles inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA) de las 13 comunidades más Ceuta y Melilla donde se votó el día 22 –la cifra total de 1,4 millones de emigrantes incluye a los ciudadanos de Andalucía, Cataluña, Euskadi y Galicia, que no votaron en estas autonómicas- sólo se aceptaron 49.135 solicitudes de voto, lo que supone el 7,03 por ciento del censo. La participación final se quedó en torno al 5 por ciento (unas 35.000 personas), frente a la media de 66 por ciento lograda en territorio nacional.

En el trabajo realizado por Izquierda Unida se revela, por ejemplo, que de los 85.115 asturianos en el extranjero que podían votar lo pidieron 8.477 y sólo llegaron 3.290 votos; en Baleares, de 14.784 inscritos sólo se recibieron 571 votos; en Canarias votaron 567 electores desde el extranjero, mientras en 2007 lo hicieron 21.238; en la Comunidad de Madrid hubo 13.439 solicitudes de los más de 178.000 inscritos en el CERA y se recibieron 6.889 papeletas, la mitad que en las elecciones anteriores. En Cantabria, de 25.777 inscritos votaron 894 electores, mientras en Castilla y León hubo 9.650 solicitudes de voto, pero sólo llegaron finalmente 4.903.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.