Emergencia habitacional en Lanzarote y Fuerteventura

Emergencia habitacional en Lanzarote y Fuerteventura

Panorámica de Arrecife

Podemos exige un número de viviendas mínimo para la población de las islas

El número de alquileres de larga duración se ha reducido ‘drásticamente’ en las islas de Lanzarote y Fuerteventura, provocando una situación de emergencia habitacional que pone en peligro a las familias residentes en esta parte del archipiélago.

El impacto turístico ha limitado el acceso a una vivienda de alquiler a un precio aceptable y por períodos largos, una realidad que Podemos ha tildado de ‘dramática y caótica’ y que, en opinión de la formación política, ha generando la aparición de un nuevo perfil de personas desahuciadas, que hasta ahora, incluso en los años más duros de la crisis, no se había registrado.

“Es el perfil de las familias estructuradas, con trabajo y salarios medios que son incapaces de hacer frente a alquileres que rondan los 800 euros de media, aunque en algunos casos, como en el municipio de Tías, pidan hasta 1.200 euros por un apartamento de una sola habitación”, insiste la diputada de Podemos María del Río.

Alternativas para hacer frente a la emergencia habitacional

“La solución al problema no puede esperar, es una realidad que afecta a toda la población, personas en desempleo y trabajadores con salarios bajos y medios, e incluso a profesionales titulados de niveles más altos, como especialistas en medicina, docentes, que no pueden acceder a su destino, con las graves consecuencias que esto acarrea para toda la población”, insiste Del Río.

Podemos insta al Gobierno de Canarias y a todas las consejerías implicadas a intervenir en este asunto para ofrecer una solución efectiva a la emergencia habitacional que se está viviendo en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, “proponiendo soluciones, a corto y medio plazo, que garanticen el derecho a la vivienda”.

El estallido de la burbuja del alquiler vacacional no sólo se está dejando notar en las áreas turísticas de las islas sino que ha alcanzado los núcleos urbanos que tradicionalmente no habían experimentado este fenómeno. En las zonas afectadas, los alquileres han visto duplicados su precios, además de haberse reducido de manera notable la oferta de vivienda de alquiler de largo plazo existente en el mercado.

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.