Embargo preventivo de las cuentas de UGT en Canarias

El magistrado considera que el sindicato debe asumir la deuda de Fundescan en tanto que “son la misma cosa”.

 

UGT deberá asumir la totalidad de la deuda contraída con la Seguridad Social, la Caja de Canarias y la plantilla de 160 trabajadores de Fundescan que el año pasado fueron despedidos sin recibir sus salarios y sus correspondientes indemnizaciones. La cuantía de esta deuda asciende a nueve millones de euros que han sido embargados preventivamente de las cuentas y bienes del sindicato, un embargo con el que se pretende poner fin al conflicto que desde hace más de un año se mantiene entre la central socialista y los trabajadores de Fundescan.

Desde 2004 y con la ampliación de la plantilla de dicha fundación, uno de los principales centros de formación del Archipiélago, se gestionaron alrededor de 30 millones de euros en cursos. Sin embargo, Fundescan empezó a tener problemas económicos cuando empezó a diversificarse su actividad, participando en áreas de gestión y desarrollo en el exterior para la que no existían fondos suficientes. Como consecuencia, los trabajadores comenzaron a no recibir sus nóminas y finalmente fueron despedidos de la fundación sin percibir ningún tipo de indemnización.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.