Emalsa imputada por un supuesto delito medioambiental

La Justicia investiga los vertidos al mar de aguas no depuradas.

Existen indicios para creer que los responsables de la empresa estaban al corriente de estos vertidos procedentes de las aguas residuales de la capital grancanaria.

La Fiscalía de Medio Ambiente ha advertido que durante los seis últimos años Emalsa ha podido verter al mar hasta 796.000 litros de agua por hora sin depurar, “con valores altísimos de parámetros contaminantes”, aparte de las aguas supuestamente tratadas y que también ofrecen dudas en tanto que no se realiza ningún seguimiento externo de las mismas.

Emalsa tendrá que personarse en los tribunales como persona jurídica imputada en el procedimiento que se está llevando a cabo para esclarecer la responsabilidad de estos vertidos y la gestión que se está llevando a cabo con las aguas residuales de la ciudad. En este sentido hay que destacar que Emalsa es una empresa participada en el 66 por ciento por socios privados y en el 34 por ciento por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.