Emalsa denunciará las ‘condiciones abusivas’ de su contrato de alquiler

La empresa de aguas lleva a los tribunales a la empresa Satocan por el arrendamiento de su sede.

Empresa Mixta de Aguas de Las Palmas de Gran Canaria -Emalsa- considera que el contrato suscrito con Satocan en 2008 para el alquiler de unas oficinas en el Centro Comercial Las Ramblas contiene cláusulas abusivas, a pesar de que en su momento el acuerdo fue suscrito por ambas empresas.

Ahora el Consejo de Administración de Emalsa quiere llevar a los tribunales este documento en el que se establece, entre otras exigencias, una vigencia de 35 años del contrato -que iniciaba en 2008 con un precio anual de renta de 90.000 euros- y una cláusula que obliga a la empresa de aguas a abonar la cantidad correspondiente a 20 años de arrendamiento en caso de que quisiera cancelar dicho vínculo.

Durante los dos primeros años, las oficinas del edificio se mantuvieron vacías. Posteriormente se llegó a un acuerdo con el Ayuntamiento -propietario del 34 por ciento de las acciones de Emalsa- para reducir el precio del alquiler a 75.000 euros anuales que, con la subida del IPC ha pasado en la actualidad a 79.000 euros.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.