El volcán de La Palma muestra signos de agotamiento

volcán de La Palma

El volcán de La Palma / INVOLCAN

Por ahora, persiste el riesgo por la presencia de gases tóxicos en las zonas evacuadas

El proceso eruptivo continúa mostrando signos de agotamiento, según el Comité Científico, de mantenerse esta ausencia de parámetros observables el proceso, que se inició el 19 de septiembre, podría darse por finalizado en poco más de una semana.

«La ausencia de los observables tanto directos en superficie, como los procedentes de los sistemas de vigilancia, corrobora los signos de agotamiento del proceso eruptivo, aunque no es descartable un nuevo repunte de actividad estromboliana y de emisión de coladas. Para poder decir que el proceso eruptivo que dio comienzo el 19 de septiembre está finalizado, los datos registrados y observables se deben de mantener en los niveles actuales durante 8 días.

Asimismo, la emisión visible de gases volcánicos es puntual y esporádica, concentrándose en la zona de los centros eruptivos y en los jameos de los tubos volcánicos. En las paredes de los cráteres del cono principal y secundario se producen continuos pequeños derrumbes a favor de fallas y fisuras existentes. También, el tremor está a nivel del ruido de fondo y la sismicidad sigue en niveles muy bajos en todas las profundidades.

Preocupa la calidad del aire por el volcán de La Palma

En cuanto a la calidad del aire, los niveles de dióxido de azufre son buenos en todas las estaciones, sin superaciones de los valores límite horarios ni diarios. Sin embargo, se observó un aumento significativo de las concentraciones de partículas menores de 10 micras en la estación de Los Llanos de Aridane, como consecuencia de la intensificación de la resuspensión de partículas en las horas con mayor intensidad de viento. La media móvil de 24 horas en Los Llanos de Aridane alcanzó niveles extremadamente desfavorables y la situación por el momento no ha mejorado.

En este sentido y como medida de precaución, en la zona de Los Llanos de Aridane se recomienda que los grupos de riesgo y población sensible eviten la estancia prolongada al aire libre y acudan a un servicio de urgencias si su estado de salud empeora. A la población general se le aconseja reducir toda actividad al aire libre, usar mascarillas FFP2 o superior cubriendo adecuadamente nariz y boca y utilizar la protección adecuada para los trabajos que deban ser realizados al aire libre.

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.