El último vuelo del Sunbreeze

El último vuelo del Sunbreeze

El último vuelo del Sunbreeze

Un cortometraje documental repasa los fallos que se que provocaron el accidente del vuelo de Spanair JK5022

“Los pilotos son víctimas pero no se pueden defender”, afirma el director de El último vuelo del Sunbreeze, un cortometraje documental que tras cinco años de investigación arroja luz sobre las negligencias e irregularidades cometidas en el vuelo de Spanair JK5022 que el 20 de agosto de 2008 provocaron la muerte de 154 personas.

El director de este proyecto audiovisual de casi media hora de duración, José Luis Capel, aporta pruebas y testimonios que refuerzan la visión tantas veces defendida por la Asociación de Afectados del Vuelo JK5022, que lucha por reabrir la causa después de que la Audiencia Provincial de Madrid dictara el sobreseimiento libre tras responsabilizar a los pilotos de lo sucedido.

Las pruebas de ‘El último vuelo del Sunbreeze’ atenúan la responsabilidad de los pilotos

El documental de José Luis Capel aporta las pruebas necesarias para demostrar que la versión que se ha dado de la responsabilidad del accidente de Spanair no encaja con la realidad. En El último vuelo del Sunbreeze, estrenado a finales de pasado mes en el Festival de Cine Internacional de Lanzarote, se muestran desde los testimonios de personal del Samur que estuvo presente en el accidente hasta el de abogados expertos en aeronáuticas que revelan cómo a partir de un hecho técnico que no es cierto se construyó todo un caso.

Parece probado que los pilotos cometieron el error humano de no verificar los alerones básicos antes del vuelo, pero también es cierto que los sistemas de alarma del avión no funcionaron antes del despegue para advertirles de este hecho.

Estos fallos unidos a la deficiente puesta en marcha del Plan de Emergencias tras el siniestro ponen de manifiesto la necesidad de revisar las condiciones en las que se desarrolló el caso para pedir responsabilidades a quien realmente debe responder ante esta catástrofe.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.