El TSJC detiene las restricciones y el Certificado COVID en la hostelería

Certificado COVID

Locales en Santa Cruz de Tenerife

El tribunal estima que se ha habilitado a los hosteleros como controladores de la salud pública

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha acordado suspender cautelarmente varias de las medidas adoptadas por el Gobierno de Canarias contra la pandemia el pasado 26 de julio, entre otras el cierre total de la actividad comercial entre las 00.00 y las 06.00 horas en las islas en nivel 4 y la exigencia de certificado de vacunación completa covid o prueba de infección negativa para el acceso al interior de locales de hostelería, hotelería y otros establecimientos como gimnasios, cines , teatros, auditorios y espacios culturales.

El TSJC  ha estimado las medidas cautelares solicitadas por el Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife y por la Asociación Hostelería Unida Tenerife (HUT) y ha apreciado una posible lesión de derechos fundamentales.

Suspendido el Certificado COVID

En consecuencia, y con carácter cautelar, queda suspendido el cierre total de establecimientos entre las 00.00 y las 06.00  y la exigencia del Certificado COVID o prueba diagnósticas negativas en coronavirus para el acceso a bares, restaurantes, gimnasios, cines, teatros, auditorios y espacios culturales. El aforo en la hostelería y restauración queda fijado en un 50 % tanto en el nivel 3 como en el 4, y el de los restantes establecimientos enumerados en el 55 % para el nivel 4.

El Tribunal entiende que los hosteleros, que no tienen obligación de enseñar a sus clientes el  Certificado COVID porque la vacunación no es obligatoria, “son habilitados por la medida en controladores de la salud pública, pasando a invadir el campo del derecho a la intimidad personal” protegido por la Constitución.

Recuerda además la Sala que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha “insistido” en la importancia que para la vida privada poseen los datos de salud, “señalando que el respecto al carácter confidencial de la información sobre la salud constituye un principio esencial del sistema jurídico de todos los Estados parte en la Convención”.

El Tribunal asegura que ha tomado la decisión al apreciar un riesgo evidente para los derechos fundamentales y el interés público. La medida es por tanto cautelar, el propio auto da tres días hábiles de plazo al Gobierno de Canarias para que haga sus alegaciones respecto al mantenimiento, modificación o revocación de lo acordado. La semana que viene la Sala resolverá si mantiene sus actuales decisiones o las modifica a la vista de los argumentos de los servicios jurídicos del Ejecutivo autonómico.

Los hosteleros

Por su parte, desde el Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife (CEST ) consideran que penalizar a quienes no han podido vacunarse era claramente abusivo. «Es injusto que aquellos que no hayan podido acceder a la vacuna no puedan disfrutar de algunas actividades, ya que es una cuestión ajena a la voluntad de los afectados».

El presidente del CEST, Roberto Ucelay, recuerda que el ocio nocturno lleva cerrado desde el principio de la pandemia sin ningún tipo de oportunidad. «Los servicios que trabajan las 24 horas y cuya actividad aumenta en horario nocturno (supermercados 24 horas, cafeterías en centros de servicios) se han visto abocados a la ruina empresarial y al despido de cientos de trabajadores».

Desde el CEST consideran que se pueden tomar medidas más acordes al conocimiento actual de la pandemia. Piden acciones que, además de adecuarse a los criterios científicos, representen un apoyo a la actividad económica necesaria para la vida de los canarios.

Una de las medidas que propone el Círculo es el aumento de los horarios de apertura, adecuándose a lo autorizado por las licencias de cada actividad. Aseguran que un mayor tiempo de apertura podría suponer una menor concentración de clientes.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.