El Tribunal Supremo resta validez a la Ley de Aguas Canarias

ANC denuncia que el pacto del Gobierno de Canarias con el Ejecutivo Central no fue más que una manipulación con intenciones electorales.

El Presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, ha mantenido durante todo este tiempo que había logrado que el mar territorial y las aguas exteriores que rodean Canarias fueran competencia, tras un pacto con el Estado español, de la Administración autonómica. Alternativa Nacionalista Canaria -ANC- recuerda que “en una colonia no se puede tener soberanía, tal y como ha dejado claro la sentencia del Tribunal Supremo el pasado mes de octubre, por lo que la organización de izquierda nacionalista no entiende el discurso del presidente del Gobierno canario cuando habla de soberanía en estas Islas”.

De este modo, la Ley de Aguas Canarias es contraria a la legalidad española, por lo que carece de validez. “Un hecho que el Gobierno de Canarias conocía y sin embargo, decidió mantener este engaño con el fin de manipular a la población”, indican los nacionalistas.

ANC afirma que “Paulino Rivero ha hecho el ridículo con su libre interpretación de la normativa española y al hablar de soberanía en una colonia, ya que es una contradicción en sí misma. ANC mantiene desde su fundación que los recursos de esta tierra deben ser explotados y controlados por Canarias. Tanto el espacio aéreo como marítimo deben ser administrados por las Islas, así como el resto de recursos naturales, una circunstancia que no se dará hasta que se logre la separación del Estado español”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.