El Triángulo de las Bermudas: el Vuelo 19.

Triángulo BermudasA veces la Tierra nos sorprende con rincones en los que, por motivos desconocidos, suceden cosas que se escapan del entendimiento humano. La verdad, acompañada siempre del poder de la imaginación, crea espacios que, acaso sin existir realmente, se convierten en el escenario perfecto para desarrollar historias en las que a veces tiene más peso el misterio en sí que los datos que se aportan para respaldarlo. Uno de estos casos es el de “El Triángulo de las Bermudas” y las extrañas desapariciones que en él se han producido.

 

El Triángulo de las Bermudas es el espacio comprendido entre las Islas Bermudas, Florida y Puerto Rico. Una superficie de alrededor de 3.900.000 kilómetros en la que, desde la segunda mitad del siglo se vienen sucediendo misteriosas desapariciones de barcos y aviones que circulaban por la zona.

 

Son muchas las teorías que se han desarrollado al respecto, desde que se trata de una puerta hacia otra dimensión hasta que en el espacio comprendido entre esos tres puntos se produce una enorme concentración de energía que produce distorsiones en la realidad en que vivimos y en la línea espacio-tiempo. Según los datos registrados hasta el momento, podría hablarse de casi medio centenar de barcos desaparecidos y alrededor de una veintena de aviones de los que nunca volvió a saberse nada.
Uno de los casos más sonados fue el del Vuelo 19, un avión que partió el 5 de diciembre de 1945 para realizar unas maniobras aparentemente sencillas y que apenas dos horas después del despegue perdió el contacto con la base aérea de Florida desde la que había despegado. Al parecer el comandante del vuelo, el teniente Charles C. Taylor, dio órdenes de que nadie intentara localizar su avión en una brevísima conexión con la torre de control que se interrumpió súbitamente ante el desconcierto de los presentes. Ni Taylos, ni su avión ni los tripulantes que viajaban con él fueron localizados.

Desapariciones

El incidente más antiguo que se registró en la lista negra de las desapariciones en El Triángulo de las Bermudas data de 1840 cuando un barco que se dirigía a La Habana fue hallado, días después de que zarpara, sin ningún miembro de su tripulación. Y el último caso tiene ya diez años de antigüedad y corresponde al incidente producido en 1999, año en el que el carguero Génesis, que partió del puerto de San Vicente, desapareció en mitad del océano sin dejar huella, después de haber alertado, poco antes de perder contacto, de que tenían algunas dificultades con una de las bombas de la embarcación.

 

Aunque se pueden encontrar múltiples referencias acerca de los extraños sucesos producidos en esta zona y que muchos han atribuido a fuerzas paranormales, lo cierto es que los estudios estadísticos revelan que no se trata de una zona especialmente particular por las desapariciones que en ella se producen y que en ningún caso superan la media de incidentes de este tipo que se producen en otras áreas como el Triángulo del Diablo, cerca de las costas japonesas, o el Vértice Marysburgh, en el oeste del lago Ontario, en Estados Unidos. Se trata además de zonas peligrosas por los altos índices de vientos huracanados y las frecuentes tormentas, que no hacen sino reforzar la tesis menos conspiranoide de que se trata de una zona inestable desde el punto de vista meteorológico.

 

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.