El traje del pebetero

Cathy Freeman en la ceremonia inaugural de los Juegos de SidneySe perdió la noche de la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Sidney en el año 2000 y reaparece misteriosamente 14 años después.

 

La prenda es cuestión es una malla de color blanco que lució la atleta Cathy Freeman, encargada de encender la llama olímpica de los Juegos de Sidney. Esa noche, como consecuencia de un fallo de coordinación, Freeman acabó empapada antes de encender la antorcha por lo que, en cuanto acabó su intervención en la ceremonia, se fue al vestuario para cambiar su atuendo. A partir de entonces, lo que sucedió con la malla es todo un misterio.

Cathy Freeman, velocista retirada, representaba todo un símbolo del país y su traje blanco era una muestra de integración entre las nuevas y las viejas generaciones, al ser ella hija de una aborigen de la comunidad de Palm Island. Su traje, como muchos de los objetos que se utilizaron durante la ceremonia, debía exhibirse en el Museo Nacional del Deporte de Australia, pero desapareció. Hace poco, el museo recibió un paquete anónimo que contenía un traje aparentemente igual que el desaparecido y que la institución entregó a la policía para someterlo a unas pruebas forenses que garanticen su autenticidad.

A simple vista, parece que se trata del traje original ya que éste, según confirma la diseñadora Jennifer Irwin, tenía una particularidad que lo hacía inconfundible: puesto que recibió las medidas de la atleta la noche antes del evento, tuvo que terminar la prenda apresuradamente y cometió el error de bordar los anillos olímpicos al revés.

Con todo, es muy complicado que se sepa dónde ha estado escondida la prenda durante los últimos 14 años y por qué motivo ha sido devuelta después de tanto tiempo.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.