El Tenerife logra un empate in extremis ante el Osasuna (2-2)

Los blanquiazules acabaron el partido con 9 jugadores en un encuentro muy equilibrado.

A los cuatro minutos Roberto Torres consiguió marcar el 0-1 al ejecutar a la perfección una falta directa. Con el marcador en contra tan temprano a los locales les tocó trabajar duro para empatar. Omar, Cristo y Pedro fueron los protagonistas en tareas ofensivas pero el Osasuna se mostraba muy sólido en defensa. Pedro tuvo una clara ocasión en el minuto 32 pero fue Roberto Torres el que  envió su disparo a la madera en los minutos finales. La respuesta blanquiazul vino en forma de empate: Omar culminó una gran jugada ofensiva en el minuto 46 (1-1).

El Tenerife comenzó la segunda mitad con malas noticias: Alberto Jiménez recibió una tarjeta roja en el minuto 51 por dar un codazo a Merino. De nuevo los canarios tenían que remar a contracorriente. En el minuto 64 Oier remató un saque de esquina parra poner el 1-2 en el marcador. El Tenerife se volcó en el empate y generó ocasiones de gol con la entrada al terreno de juego de Lozano. Nano se marchó lesionado al recibir un fuerte golpe en la cabeza en un encontronazo. Los locales habían agotado los cambios y con solo nueve jugadores el Tenerife se lanzó a por la igualada, y la consiguió en el minuto 92 gracias a Germán (2-2), eso si, después de que Nino desperdiciara una clara jugada para marcar el tercero de los visitantes.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.