El temporal de la Candelaria

'El temporal de la Candelaria'El 31 de enero de 1911 un temporal en la costa mediterránea acabó con la vida de más de un centenar de pescadores. La tragedia se sigue recordando hoy en día como ‘La noche terrible’.

A pesar de la magnitud de los hechos, no existe información exhaustiva acerca de lo sucedido en el tránsito entre el 31 de enero y el 1 de febrero de 1911. Todo apunta a que, el hecho de que el temporal afectara principalmente a pequeños grupos de población y a trabajadores de clase humilde hizo que los medios de comunicación de la época no prestaran la merecida atención a esta tragedia.

Con los datos recabados hasta el momento, historiadores y meteorólogos han llegado a la conclusión de que lo que se produjo en ‘La noche terrible’ fue lo que técnicamente se conoce como ‘La tormenta perfecta’: una sucesión de fenómenos adversos que va desde las fuertes ráfagas de viento hasta las olas de más de ocho metros de altura.

El litoral catalán y valenciano se vio azotado por la intensidad de este fenómeno –conocido también como ‘El temporal de la Candelaria’, por coincidir con las fechas cercanas a l festividad de esta virgen- que, además de producir graves daños materiales en pequeñas poblaciones marineras –como lo era Peñíscola en aquella época- se llevó la vida de 140 pescadores, cuyos cadáveres iban apareciendo esparcidos sobre la arena de las playas una vez pasada la tormenta.

No solo las pequeñas embarcaciones se vieron afectadas. También los buques de transporte que abandonaban las costas levantinas fueron sorprendidos por el temporal, perdiendo sus cargamentos de naranjas y la vida de muchas personas.

Nadie preveía en la mañana de 31 de enero de 1911, que aquellas aguas mansas y aquel cielo despejado se tornarían, al final del día, en un infierno natural incontrolable.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.