El Supremo confirma la condena de 302 años a Fernando Torres Baena

Además, ratifica las penas a su esposa y a otra monitora de kárate.

Únicamente se ha producido una variación en la condena impuesta a María José González Peña –esposa de Torres-, a quien se le ha reducido 8 años el tiempo en prisión, al quedar absuelta de uno de los delitos de corrupción de menores que se le imputaba. En este sentido, el Supremo ha subrayado que no existe contradicción al considerar que González Peña fue en primer lugar una víctima –cuando con solo 15 años Fernando Torres Baena la manipuló- y después se convirtió en victimaria, si bien no se le pueden imputar los delitos que fueron anteriores a su mayoría de edad penal.

Por su parte, la también monitora de kárate Ivonne González Herrera, deberá cumplir 126 años de condena. Así pues, el Supremo confirma el fallo emitido por la Audiencia Provincial de Las Palmas en lo que definió como “una sucesión de ‘megaabusos’ sin precedentes en la historia jurisprudencial del país”, y rechaza el recurso presentado por el fiscal, que había solicitado la devolución del caso a la Audiencia con el fin de que se dictara una nueva sentencia en la que los magistrados explicaran su valoración sobre los testigos de la defensa.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.