El Senado invierte 500.000 euros en una web defectuosa

Los usuarios reciben el estreno con indignación: “Esto es una chapuza”.

La presentación de la nueva página web del Senado ha sido objeto de mofa entre los cibernautas al detectarse errores de programación y de rendimiento que ha permitido, entre otras cosas, hacer que aparecieran comentarios en el apartado de los nombres de los senadores.

Ese ‘agujero’ ha sido utilizado por muchos usuarios para criticar la efectividad de una web que ha costado 500.000 euros y que, sin embargo, permite colgar comentarios del tipo “Esto es una chapuza” o “Aquí no trabaja nadie”, tal como han hecho algunos usuarios para mofarse de la página el mismo día de su estreno.

La afluencia de cibernautas que querían comprobar de primera mano estas deficiencias del sistema provocaba ayer la caída de la web durante varios minutos, mientras las críticas a la página seguían circulando por las redes sociales.

También se ha criticado las deficiencias de accesibilidad y la utilización de un software de elevado coste cuando se podría haber hecho lo mismo con un software libre.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.