El Senado es una cámara en extinción

Países como Suecia o Noruega no tienen senado, mientras que en España hay 260 senadores que cobran más de 5.000 euros mensuales si residen fuera de Madrid.

Según los grandes expertos del Derecho Internacional, el Senado es una cámara “prescindible y en extinción”. De hecho en España, a pesar de constar de 260 miembros, sus funciones son más bien limitadas. En países como Alemania -con 100 senadores- o EE.UU -con un senador por estado-, el cargo de senador es el de mayor importancia después del de presidente, ya que esta cámara tienen suficiente poder como para bloquear cualquier iniciativa presidencial.

En España, sin embargo, este es el cargo al que aspiran los que finalizan su carrera política en el Congreso y habitualmente solo sirve para retrasar la entrada en vigor de las leyes, ya que estas son definitivamente aprobadas en el Congreso de los Diputados tras una segunda lectura.

Sin embargo, mantener esta cámara supone un gasto desmesurado para el Estado español. Un senador que reside fuera de Madrid cobra más de 5.000 euros mensuales -con dietas y salario-, aparte de su sueldo que pueda percibir por algún cargo adicional y teniendo en cuenta que los grupo políticos se reparten 6 millones de euros de subvenciones cuando tienen representación en esta cámara.

Si no hubiese Senado, las arcas del Estado se ahorrarían 3.500 millones de euros al año.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.