El SCS no quebrantó la Ley de Protección de Datos

Cientos de expedientes médicos aparecieron en la basura en 2011.

En la primavera de 2011, un vecino de Santa Cruz de Tenerife comunicó a la Policía Local que había encontrado varios expedientes médicos tirados en la basura del barrio y esparcidos por el suelo a la vista de todos. El Ayuntamiento de la capital tinerfeña tramitó la denuncia y la Agencia Española de Protección de Datos -AEPD- inició las investigaciones correspondientes.

Los documentos habían sido emitidos por el Servicio Canario de Salud -SCS- y arrojados en el mes de abril a los contenedores de basura cercanos al centro de salud de Los Gladiolos. Pero la denuncia ha quedado archivada después de que la AEPD haya dictaminado que los responsables de la custodia de esos historiales eran los propios pacientes ya que se les habían sido entregados a ellos. Establece además que en la mayoría de los casos los documentos fueron ‘abandonados’ por estos en los cubos de basura del citado centro de salud, lo que exime al SCS de toda responsabilidad en lo que se refiere a la protección de dichos datos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.