El santero acusado de agresión sexual irá a la cárcel

Fue denunciado en 2007 por un presunto delito de agresión sexual a una niña de 15 años mientras realizaba uno de sus rituales.

La agredida, que por entonces tenía 15 años, entró voluntariamente en la casa del santero, que se había ofrecido a practicarle unos rezos en el interior de su casa. Fue conducida hasta una sala iluminada únicamente con velas en la que primero se dedicó a tocarle pechos y genitales y posteriormente procedió a penetrarla con su pene, llegando a eyacular sobre la agredida, por lo que dejó restos biológicos en su ropa. La niña le comunicó los hechos a su tía, que inmediatamente avisó a las autoridades. El acusado alegó que no había sido su intención abusar sexualmente de la niña y que “había sido culpa de los espíritus”. El tribunal lo ha condenado ahora a siete años de prisión, una indemnización de 18.000 euros y la prohibición de volver a acercarse a la niña o comunicarse con ella.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.