El Rey gastó su parte de la herencia

Don Juan de Borbón dejó una fortuna de 1.100 millones de pesetas.

El Rey “no tiene en estos momentos” ninguna cuenta en el extranjero ya que canceló la de su padre en 1995, asegura el portavoz de Zarzuela con respecto a la polémica herencia recibida por el monarca español y las supuestas cuentas en Suiza. Una fortuna que, según lo publicado hace tres meses por el periódico El Mundo, ascendería a 1.100 millones de pesetas –entre el dinero de las cuentas y las propiedades inmobiliarias-, repartidos entre el Rey Juan Carlos y sus dos hermanas, las infantas Pilar y Margarita, tras la apertura del testamento de Don Juan de Borbón en 1993.

Sobre los impuestos de la herencia recibida, Zarzuela no tiene constancia de cómo se realizaron, pero su portavoz ha declarado tener “el convecimiento” de que “los albaceas sí lo hicieron”.

El jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, ha sido el encargado de dirigir estas investigaciones en lo que consideran un ejercicio de transparencia de la monarquía española, hasta llegar a la conclusión de que ese dinero ya no existe porque el monarca lo habría destinado a saldar sus deudas con los condes de Barcelona y a “gastos determinados”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.