El Rey culpó a Suárez del golpe de Estado del 23-F

IU registra una iniciativa en el Congreso para que el Gobierno desclasifique todos los documentos y grabaciones.

Documentos desclasificados en Alemania desvelan el papel de El Rey Juan Carlos.

Izquierda Unida ha registrado una iniciativa en el Congreso de los Diputados en la que insta al Gobierno del PP a “desclasificar todos los documentos y grabaciones de las conversaciones telefónicas en poder del Estado, incluidos los servicios de inteligencia, que tuvieron lugar durante la tarde y noche del 23 y mañana del 24 de febrero de 1981”, se especifica que se incluya lo tratado en esas fechas “entre los ocupantes del Congreso de los Diputados y el exterior del edificio” y “entre el Palacio de la Zarzuela y el exterior”.

Esta iniciativa lleva las firmas del portavoz parlamentario de IU, José Luis Centella, y del portavoz en la Comisión de Justicia, donde deberá ser debatida, Gaspar Llamazares. Ambos consideran que “la opacidad sigue reinando sobre las pruebas que documentan las posiciones, actitudes, ambigüedades, aciertos, equívocos y responsabilidades de los protagonistas del 23-F”.

A su juicio, ante un “acontecimiento histórico crucial para la consolidación de la democracia española” como fue el golpe de Estado, resulta “de vital importancia la desclasificación de todos los archivos, documentos y grabaciones en poder de los Poderes del Estado, y el libre acceso a ellos de los investigadores”.

Para los diputados de IU, “no es lógico que, mientras otros Estados desclasifican documentos que obran en su poder en relación con el golpe de Estado del 23-F, el Estado español mantenga secretos y clasificados los suyos”.

Izquierda Unida ha decidido llevar adelante esta proposición no de ley a raíz de que el Gobierno federal alemán desclasificara el despacho 524 del entonces embajador en Madrid, Lothar Lahn, enviado poco después del golpe de Estado del 23-F. En él informaba a sus superiores en el Ministerio alemán de Asuntos Exteriores de las palabras que el rey Juan Carlos dedicó a los militares sublevados en una reunión privada entre el embajador y el jefe del Estado que tuvo lugar en el Palacio de la Zarzuela el 26 de marzo de 1981”.

La iniciativa de IU recuerda, tal y como se ha hecho público, que en ese despacho desclasificado “Lahn explica en su mensaje que el jefe del Estado constitucional culpaba de la intentona militar al presidente del Gobierno democráticamente elegido, Adolfo Suárez. Refiere Lahn que el Rey le detalló cómo Suárez ‘despreció al Ejército’ y que le había aconsejado al presidente que ‘tuviera en cuenta las peticiones de los militares’. Hasta que ellos ‘empezaron a actuar por su cuenta’”.

Dado que, como es lógico, documentos y análisis similares a los desclasificados ahora por Alemania obran en poder de otros Estados, en la iniciativa registrada se reclama también al Ejecutivo que solicite “oficialmente al Gobierno de Estados Unidos que entregue copia al Gobierno español de toda la documentación que obre en su poder en relación con el golpe de estado del 23-F”.

Preguntas al Gobierno

Por otra parte, Gaspar Llamazares ha registrado también una batería de preguntas por escrito dirigidas al Ejecutivo del PP sobre esta cuestión y para que responda de igual forma en las que reclama información acerca de:

  1. ¿Qué valoración hace el Gobierno sobre el documento oficial alemán que atribuye al jefe del Estado comprensión con los golpistas del 23-F y presión sobre la Justicia para evitar su severo castigo?
  2. ¿Piensa el Gobierno llamar a consultas al embajador alemán?
  3. ¿Va a realizar el Gobierno algún tipo de acciones ante el Gobierno alemán, ante la Justicia española o ante el jefe del Estado?
  4. ¿Dónde están y quién custodia las grabaciones de las conversaciones telefónicas que tuvieron lugar durante la tarde y noche del 23 y mañana del 24 de febrero de 1981 entre los ocupantes del Congreso de los Diputados y el exterior del edificio?
  5. ¿Dónde están y quién custodia las grabaciones que pudieron registrarse en La Zarzuela en esas fechas?
  6. ¿Tiene el Gobierno la voluntad de hacerlas públicas y ponerlas a disposición de los investigadores?
  7. ¿Para qué fecha tiene previsto el Gobierno desclasificar y hacer públicos todos los documentos del juicio a los golpistas del 23-F?
  8. ¿Disponen los servicios de inteligencia, en sus archivos, de documentos, grabaciones e informes sobre el golpe de Estado del 23-F? En este caso, ¿para qué fecha tiene previsto el Gobierno proceder a su desclasificación?”

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.