El registro de clientes no favorece a la recuperación de la hostelería

registro de clientes

Terrazas en Puerto del Rosario

El Cabildo de Fuerteventura pide que se rectifique la obligación de registro de clientes publicada en el BOC el pasado 23 de abril

Según la medida publicada en el BOC el 23 de abril, todos los establecimientos de restauración tienen la obligación de realizar un registro de clientes. La obligación se aplica a todos los bares, cafeterías y restaurantes que, en fases 1 y 2, pueden admitir clientes en el interior. Estos deberán ser identificados con nombre, apellidos, DNI, teléfono y la fecha y la hora en la que estuvieron en el interior del establecimiento.

La obligación del registro de clientes supone un nuevo lastre para la hostelería

Desde el Cabildo de Fuerteventura, una de las islas más perjudicadas por la actual crisis económica, han solicitado al Gobierno regional una revisión de esta medida. “No es razonable imponer a los profesionales una medida difícil de gestionar y que genera incertidumbre en un sector ya muy castigado por la pandemia”, ha insistido la consejera de Promoción Económica, Lola García.

En opinión de García, el Gobierno de Canarias “ha tenido tiempo más que suficiente para plantear alternativas, si considera que es necesario hacer este registro de clientes. Lo que no puede pretender es descargar ahora, de un día para otro, esa responsabilidad de gestión de datos privados en los profesionales de un sector tan castigado como la hostelería”.

La consejera recuerda que en Fuerteventura hay 15.000 personas en situación de desempleo y que esta medida generará más incertidumbre y ralentizará la recuperación del sector hostelero.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.