‘El regalo’

El regalo

El regalo

Es posible que no existan las buenas personas

El matrimonio formado por Simon y Robyn se traslada a una lujosa zona residencial de California en la que pretenden darle una nueva oportunidad a su intención de forma una familia. Simon (Jason Bateman: Ahí os quedáis, Un pequeño cambio) tiene una carrera prometedora en la empresa para la que trabaja y Robyn (Rebecca Hall: Trascendence, Circuito cerrado) se recupera favorablemente de la depresión en la que cayó tras sufrir un aborto.

Las cosas pintan bien para el joven matrimonio. Pero apenas se han instalado en el vecindario cuando Simon se encuentra con un viejo compañero del instituto, Gordon (Joel Edgerton: La noche más oscura, El rastro del delito). Aparentemente Gordon sólo es un tipo un tanto peculiar, pero las sombras del pasado no tardarán en maquillar la extraña relación que existe entre los personajes.

El debut de un director prometedor

El regalo es un thriller psicológico escrito y dirigido por el propio Joel Edgerton, que con esta película debuta en la dirección de largometrajes. El inquietante drama en el que se sumergen los personajes a medida que avanza el argumento intensifica la tensión y genera la duda: en El regalo nada es lo que parece.

La venganza es un concepto tan difícil de definir como la propia justicia y en El regalo el espectador va dando bandazos entre los dos, como si circulara por una carretera repleta de baches y sin cinturón de seguridad. Todos los golpes duelen, todos suponen un nuevo giro de guión y todos abren la puerta hacia una lectura diferente de la historia.

Pero si por algo destaca El regalo es por la forma en la que Edgerton remata la trama. Un final con el que se cierra la película pero se abre el debate: ¿Es posible que no existan las buenas personas?

 

 

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.