El puerto de Granadilla es un proyecto ‘sin justificación’

Los ecologistas insisten en que afectará a los fondos marinos, a 17 playas y al turismo en la zona, y sólo podrá utilizarse 116 días al año.

Un informe elaborado por Greenpeace recoge con detalle los motivos por los que el proyecto del puerto de Granadilla no tiene justificación ni desde el punto de vista del tráfico marítimo, ni desde el económico ni desde el de la generación de empleo. Los ecologistas aseguran que las autoridades competentes han intentado buscar numerosos pretextos para defender la construcción de este puerto, desestimando hasta ocho alternativas diferentes de crecimiento portuario en la capital tinerfeña, lo que ha provocado una denuncia ante el Defensor del Pueblo europeo que todavía sigue siendo investigada.

El puerto de Granadilla es el pilar fundamental del nuevo Plan Energético de Canarias, que pretende llevar gas natural a la isla a través de esta nueva infraestructura. En este sentido, hay que tener en cuenta los intereses del Gobierno con Endesa, cuyas instalaciones serían el destino final de esta energía. El proyecto beneficiaría además a varios empresarios locales, teniendo en cuenta que las obras para la creación de una planta regasificadora ya están adjudicadas por 429 millones de euros.

Pero esta planta también es un proyecto inútil en opinión del grupo ecologista, ya que debido al fuerte viento en la zona, el puerto sólo estaría utilizable durante 116 días al año.

Por el contrario, 17 playas del litoral se verían afectadas por este macroproyecto, con el impacto medioambiental que ello supone -principalmente, el problema de los sebadales-. También habría que tener en cuenta cómo afectarán las obras a la industria turística de la zona, si bien es cierto que el proyecto se integra dentro de importantes operaciones inmobiliarias y de recalificación del suelo en el que se contemplan miles de nuevas plazas hoteleras.

Así pues, son numerosos grupos ecologistas y colectivos sociales los que, con datos, informes y alternativas, llevan años luchando para demostrar la “inutilidad” de este puerto que ha intentado ser justificado por todas las vías pero que carece de una base sólida que explique los verdaderos motivos de su construcción.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.