El puerto de Fonsalía sigue teniendo detractores y defensores

Los empresarios del Sur de Tenerife hablan del «colapso» del puerto de Los Cristianos

El Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST) pide, a las administraciones públicas de Canarias y del Estado, «la puesta en marcha de medidas que ayuden a superar el colapso marítimo y terrestre que sufre el puerto de Los Cristianos debido a su alto tráfico».

Además, recuerdan que la provincia de Santa Cruz de Tenerife «no goza de una oferta náutica deportiva suficiente a la demanda internacional y nacional, lo que produce un agravio comparativo respecto a otros territorios nacionales».

Desde el CEST explican que «el puerto de Los Cristianos es el mayor en cuestión de tráfico interinsular y se está quedando pequeño lo que perjudica a las islas verdes de La Gomera, La Palma y El Hierro».

En este sentido, consideran que el puerto de Fonsalía fue la solución más apropiada cuando se aprobó el proyecto que está en tramitación, hace ya muchos años por el Gobierno de Canarias, administración competente, y estudiaron todas las alternativas posibles.

“Las islas menores sufren la doble insularidad, que es un obstáculo que frena el desarrollo económico y social de estos territorios”, sostiene el presidente del Círculo, Roberto Ucelay, que recuerda que el Estado “lleva años sin invertir en la adecuación y mejoras de las instalaciones portuarias de Los Cristianos, pese a la importancia que tienen para garantizar la cohesión social y económica de Canarias y en concreto de las islas que conforman la provincia occidental”.

“Hay otros territorios españoles, similares a Canarias, que nos podrían servir de referencia, como es el caso de Baleares, donde este tipo de turismo está mucho más desarrollado. Su número de embarcaciones recreativas es casi siete veces mayor que el de nuestra provincia”, explica, Roberto Ucelay, presidente de los empresarios del sur.

Sí se puede critica el puerto de Fonsalía

Por su parte, Sí se puede considera que “el puerto de Fonsalía es el residuo de un modelo especulativo y fracasado, una infraestructura que no se justifica en un territorio vulnerable y limitado, donde en los últimos años se ha decidido priorizar la sostenibilidad, según distintas decisiones adoptadas por administraciones públicas tan significativas como el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y diversos ayuntamientos tinerfeños”, asegura Rubén Fuentes como portavoz del partido canario en materia de transición ecosocial.

Fuentes reitera el rechazo de Sí se puede a un proyecto que «ya fue descartado por la Dirección General de Costas del Ministerio para la Transición Ecológica en 2019 y que, tiene menos sentido aún que hace años, cuando actualmente la crisis provocada por la pandemia sitúa a Canarias ante la hora de la verdad respecto a qué modelo es viable para que la vida del conjunto social sea sostenible en el Archipiélago, más allá de servir para el lucro de una industria hotelera que hoy hace aguas después de haber consumido gran parte del territorio y los recursos limitados de los que disponemos».

“El de Fonsalía no es un proyecto de movilidad entre Islas, eso es algo que hay que dejar aclarado definitivamente. Esto es fácil de reconocer cuando se identifica que está previsto que cerca del 80 % de su superficie se destine a usos comerciales y deportivos; por tanto, el proyecto del puerto tiene un objetivo turístico y responde a un modelo que ya caducó”, apunta el portavoz de Sí se puede.

 

El Ilustrador

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.