El Puerto de Fonsalía, otro macromuelle para Canarias

Puerto de Fonsalía

Futuro Puerto de Fonsalía

Los ecologistas denuncias irregularidades en este nuevo proyecto

El Puerto de Fonsalía es un proyecto de macropuerto destinado a uso comercial, deportivo y pesquero que se pretende construir al suroeste de Tenerife, más concretamente en los núcleos costeros de Alcalá, Playa de San Juan y la carretera TF-47.

Según denuncia Ecologistas en Acción, en el procedimiento de este proyecto se han identificado irregularidades. «La más grave es que se ha diseñado en primer lugar un proyecto sin que hubiese un plan territorial previo (llamado Plan Territorial Parcial) en el que se sitúe dicho puerto. Es decir, no se ha seguido el procedimiento legalmente establecido».

Puerto de Fonsalía

El dique para el puerto comercial, de 739 metros de longitud, albergaría 4 buques con la posibilidad de que en su tramo final se pueda habilitar una zona para atraque de cruceros para los que hay diseñadas cuatro alineaciones de entre 115-175 metros. Contempla también dos explanadas con capacidad para 820 turismos, o 297 camiones o plataformas, además del edificio de la Estación Marítima que ocuparía 4.000 m² y contaría con 270 plazas de aparcamiento.

La dársena deportiva dispondría de un dique de abrigo curvo de unos 840 metros y una explanada de 5,5 hectáreas para zona de ocio y pantalanes flotantes para más de 460 embarcaciones. Un canal de unos 65 metros de anchura separaría el dique curvo y el de abrigo de la dársena portuaria, y la plataforma de terrenos para el atraque de yates de gran eslora y el servicio de varadero.

Estaría unido a la costa por un puente de 122 metros de longitud con cuatro carriles de circulación y aceras laterales para el tránsito peatonal. Incluye también la construcción de una dársena para uso pesquero.

¿Otro atentado medioambiental?

Las autoridades aseguran que la finalidad principal de este macroproyecto es servir de plataforma para el tráfico de pasajeros y mercancías de las islas occidentales, que justifican por la congestión del puerto de los Cristianos, así como la “mejora” de la oferta turística.

Según los ecologistas, el principal y gran problema de la construcción de este macropuerto es que «es un atentado medioambiental con todas sus letras», ya que este proyecto estaría ubicado en medio de la Zona de Especial Conservación (ZEC) “Franja Marina Teno-Rasca” de una extensa superficie de 69.489,68 hectáreas.

La ZEC es una «figura contenida en la Red Natura 2000 cuya finalidad es asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los hábitats naturales más amenazados de Europa, contribuyendo a detener la pérdida de biodiversidad ocasionada por el impacto adverso de las actividades humanas».

Si bien este macropuerto estaría ubicado en un “agujero a la conservación” que se dejó en la declaración de la ZEC para posibilitar su construcción, lo cierto es que esta superficie no tiene un menor valor ambiental que la extensa zona ZEC que la rodea, y su realización produciría graves impactos directos e indirectos en la vida marina y hábitats protegidos por esta figura.

La Franja Marina Teno-Rasca alberga una de las pocas poblaciones residentes de calderón tropical del mundo, de delfines mulares, así como otras 20 especies de cetáceos.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *