‘El protector’

'El protector'Acción pasada de moda.

A Sylvester Stallone se le acaba la inspiración hasta para dar mamporros y pegar tiros. El protectorHomefront– es un ejemplo de que hasta las historias de acción necesitan cierta coherencia en el guión, aunque éste sea simplón y sin más chicha que la pólvora que desprende.

Stallone se arriesga a adaptar la novela de Chuck Logan y deja que Gary Fleder dirija el texto –Ni una palabra, El coleccionista de amantes– en lo que parece más un intento por compartir culpas que por dejarse llevar por su destreza detrás de las cámaras –Fleder es además director de varias series de televisión bastante populares-.

Pero el experimento no funciona, y El protector es una película aburrida y sin sustento –incluso en el género de acción pura y dura- que a los pocos minutos de empezar ya ha reunido tantos topicazos que parece imposible que pueda remontar. Y no lo hace.

Un agente viudo de la división antidroga estadounidense decide dar un giro a su vida después de una última operación que parece haberlo puesto en el punto de mira del más despiadado grupo de criminales. Cambia de identidad y se muda con su hija a un pequeño pueblo en un lugar aparentemente tranquilo. Pero una década después, cuando todo parece estar en calma, el pasado del protagonista aparecerá para saldar viejas cuentas y éste hará todo lo posible por defender a su hija y mantenerla a salvo.

El protector es un refrito de escenas de acción, persecuciones y tiroteos regurgitados sobre el espectador con la fallida intención de entretener. Pero lo único que deja claro es que Stallone debería quedarse en sus clásicos y Fleder… elegir mejor a sus amistades.

Celina Ranz Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.