El presidente se va de paseo

Paulino Rivero viaja en el helicóptero del 112Tras haber hecho “lo imposible” por hacer ajustes en personal durante el año 2009 y haber prometido “una modesta ayuda” al plan de ahorro nacional en 2010, el presidente del Gobierno de Canarias hace alarde de su compromiso ciudadano utilizando, nuevamente, el helicóptero del 112 para asistir a un acto.

“Lo uso y lo seguiré usando para estar en todos los rincones de las Islas”. Así de contundente era la respuesta de Paulino Rivero durante una entrevista en un medio de comunicación regional hace apenas unas semanas. Y, por una vez, el presidente del Gobierno de Canarias ha cumplido su palabra. Hace dos días utilizaba el helicóptero de emergencias Bell 412 para asistir al acto de inauguración de un consultorio médico en Costa Calma, en la isla de Fuerteventura.

En primer lugar, no se entiende muy bien qué pinta allí don Paulino. Será que tiene muy bien aprendido lo de “dar la cara” y no en el sentido bíblico sino en el fotográfico-artístico, que resulta mucho más agradable. Obviando este hecho -muy común entre los políticos de medio pelo, los de pelo entero e incluso los calvos- no debemos pasar por alto, sin embargo, el que una vez más se haya utilizado un servicio de emergencia para un fin no justificado. Resulta difícil de creer que, de todos los vuelos regulares que unen a diario las islas de Tenerife con la de Fuerteventura, Rivero no haya podido tomar ninguna de esas conexiones. ¿No serán de su agrado las chocolatinas Tirma o los cacahuetes dulces que se sirven durante el vuelo? ¿O es que tiene miedo de coincidir en un avión con los ciudadanos que pueblan las Islas del gobierno que preside?

Sea cual sea el motivo, lo que resulta evidente  -teniendo en cuenta todas estas variables- es que Paulino Riverono no ha asistido a un “acto oficial” sino que, una vez más, se ha ido de paseo. Y a paseo deberían mandarlo los votantes si sigue haciendo alarde de esta ostentación incompatible con sus promesas de ahorro, ayuda y concienciación ciudadana. Ahórrese usted estas “urgencias”, señor presidente.

http://vagabundoperez.blogspot.com/

Vagabundo Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.