El PP cesó al presidente del partido en Tenerife por denunciar casos de corrupción

En 2006 le comunicó a Rajoy por burofax una adjudicación ilegal a UNELCO-ENDESA.

En 1999, Francisco de la Barreda Pérez denunciaba que “un temporal de corrupción azota Canarias”. Se refería con esta expresión a numerosos casos de prevaricación y cohecho que se estaban produciendo en el Archipiélago sin que los representantes políticos del momento tomaran cartas en el asunto.

De la Barreda había denunciado algunas de estas actuaciones, siendo la más destacada la referente a la adjudicación ilegal a UNELCO-ENDESA del Parque Eólico de Fuencaliente, en La Palma, en el año 1996.  La insistencia de Francisco de la Barreda en que estos casos de corrupción fueran investigados desembocaron en su cese como presidente del PP en Tenerife.

En 2006, éste remitió a Mariano Rajoy un burofax en el que adjuntaba parte de la denuncia por presunta prevaricación que en su momento había emitido la Fiscalía Anticorrupción con respecto a la adjudicación del Parque Eólico de Fuencaliente y exponía a Rajoy el siguiente argumento: “Nadie me podrá negar ya que puedo acreditar, fehacientemente, la certeza de mis denuncias y la injusta conducta que el Partido Popular ha tenido conmigo durante estos ocho años, pues no solo no me ampararon nunca contra los ataques, de diversa índole, por mis justificadas denuncias, sino que, incluso, paradójicamente, tomaron la incomprensible e injusta decisión de cesarme como presidente insular del PP en Tenerife” y concluye comunicándoles su baja como militante.

Dicha denuncia de Anticorrupción -18 de febrero de 2000-, en la que el por entonces fiscal Carlos Jiménez Villarejo apreciaba “la presunta comisión de un delito de prevaricación en la actuación del que fue Director General de Industria y Energía, Alfredo Vigara” -a favor de UNELCO y sin la convocatoria de un concurso público-, desapareció al llegar a la Audiencia Provincial de Tenerife pues, tal como asegura De la Barreda, nunca más se supo de ella. Mariano Rajoy tampoco tomó en consideración el burofax remitido por el que fuera su presidente del partido en Tenerife, en el que le advertía de las frecuentes irregularidades cometidas en la adjudicación de contratas y en su obligación de denunciarlas. Por otro lado, el ex presidente del Gobierno, José María Aznar, es actualmente asesor de dicha empresa eléctrica -ENDESA-, un cargo por el que percibe anualmente 200.000 euros.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.