‘El PP celebra el Día de Canarias abriendo las puertas a la amenaza de vertidos en el Archipiélago’

Paulino Rivero califica la decisión de autorizar los sondeos en aguas cercanas a Canarias de ‘caciquil y colonial’.

El comisionado del Gobierno de Canarias para el Desarrollo del Autogobierno y las Reformas Institucionales, Fernando Ríos, aseguró que el “Partido Popular celebra el Día de Canarias abriendo las puertas a una amenaza de vertidos de petróleo en el Archipiélago” y denunció el hecho de que el Gobierno de España “se haya dado tanta prisa autorizando las prospecciones en Canarias y no haya aplicado el mismo rasero en el caso de Baleares”.

Rios explicó que durante esta semana el Ministerio de Industria ha comunicado la apertura de un nuevo trámite de consultas a las administraciones afectadas -Gobierno de Canarias y Cabildos de Lanzarote Fuerteventura así como a otros organismos interesados-. “Ello supone la apertura de un nuevo trámite para conocer la nueva y abundante documentación aportada y, en su caso, realizar alegaciones a la misma”, subrayó.

A su juicio, estas circunstancias implican que “hasta que no concluya el trámite de consultas y, tanto las alegaciones como en su caso la respuesta del Ministerio de Industria se incorporen al expediente, no se puede emitir la declaración de impacto por parte del Ministerio de Medio Ambiente”.

“La aprobación de una declaración medioambiental en este momento es un duro golpe a la credibilidad de los técnicos del Ministerio de Medio ambiente, porque implica que esta declaración positiva es una mera pantomima en la que ni siquiera se han cuidado las formas”, ha concluido.

Por su parte, el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, asegura que recibe la noticia “con amargura, tristeza y una cierta impotencia” y no ha dudado en calificar la decisión del Ministerio de Medio Ambiente de “caciquil, colonial y de maltrato a una tierra que ya tiene muchos problemas y que algunos se empeñan en alejarnos de España”.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, ha señalado también que la medida “es un atentado a la democracia, cuando hay nuevos informes que no han sido sometidos a información pública”.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.