La policía cita a declarar al sospechoso de filtrar el vídeo de la Infanta

La grabación muestra cinco minutos de la declaración de la hija del Rey ante el juez.

Las autoridades han estudiado el encuadre desde el que se tomó la grabación a través de una microcámara para determinar quién pudo haber sido el autor de la misma. Las sospechas se centran sobre un abogado de Málaga que el día 8 de febrero asistió a la toma de declaración de la Infanta sustituyendo a otro letrado.

Los investigadores han interrogado a todos los presente en la sala para determinar la posición que ocupaba cada uno mientras la hija del Rey prestaba declaración ante el juez Ruz, imputada por un delito de fraude fiscal. La grabación, de escasa calidad tanto en la imagen como en el audio, muestra a la infanta durante parte de su declaración y fue colgada en Internet a través de la plataforma de vídeos domésticos Wuzee. El juez Ruz había prohibido expresamente la grabación en vídeo de esta declaración y todos los presentes tuvieron que dejar sus dispositivos móviles a la entrada de la sala. Sin embargo, alguno de los presentes se saltó las normas impuestas por el magistrado y tomó esta grabación para su posterior difusión. También el director y el apoderado de Wuzee han sido interrogados para identificar la dirección IP desde la que se subió el archivo.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.