El plan de austeridad no afectará a las empresas

Las pymes se ahorrarán en beneficios fiscales el doble de lo que el Estado recaudará congelando la mayoría de las pensiones.

A pesar de que el plan de austeridad propuesto por el gobierno socialista de Zapatero supone recortes en todas las áreas destacadas de l gasto público, lo cierto es que las empresas disfrutarán el próximo año de importantes estímulos públicos. Por un lado, tendrán que soportar una menor carga fiscal, algo que el próximo año permitirá que las pymes se ahorren hasta 3.764 millones de euros en beneficios fiscales en el impuesto de sociedades. Pero además podrán aprovecharse de importantes deducciones por reinversión de beneficios o por actividades de investigación y desarrollo. Así pues, mientras las empresas alivian su factura fiscal, se producirán importantes recortes en las garantías sociales tales como la desaparición de “cheque bebé”, la congelación de las pensiones, la reducción del sueldo de los funcionarios o el recorte radical exigido en los presupuestos de las autonomías. En este sentido podría decirse que el estímulo a la economía de los ciudadanos es inverso al de las empresas, ya que la tendencia del IRPF será contraria a la del impuesto de sociedades.

 

 

 

 

 

 

{backbutton}

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.