El nuevo canon digital

El impuesto por la compra de dispositivos electrónicos que permiten duplicar contenidos pasa a ser un impuesto para toda la población pero mucho más reducido.

El Gobierno ha aprobado un Real Decreto en el que entra en vigor el nuevo sistema que sustituye al antiguo canon digital cuyo objetivo era compensar a los artistas por el derecho a la copia privada.

Este Real Decreto viene motivado por las sentencias del Tribunal Superior de la Unión Europea y de la Audiencia Nacional que dictan la ilegalidad del impuesto debido a que “los dispositivos y soportes digitales no siempre son utilizados para realizar copias privadas”. Además, se cumple con la obligación que imponen la normativa comunitaria y española de establecer una regulación para abonar la compensación por copia privada.

El Gobierno ha informado que la cuantía será fijada y abonada a ejercicio vencido, tomando como base la estimación de perjuicio causado por este concepto y siempre sobre una serie de estadísticas. Esta cantidad se determinará dentro de los límites presupuestarios establecidos para cada ejercicio.

Por lo tanto, si en el 2011 las entidades de propiedad intelectual recibieron una cantidad de 115 millones de euros, en 2012 el Gobierno lo reduce hasta los 5 millones.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.