El misterio del pesquero Fausto llega al Teatro Guimerá

pesquero Fausto

Proyecto Fausto

Delirium Teatro representa la historia de un barco que desapareció entre las islas de El Hierro y La Palma

El Teatro Guimerá acoge este sábado, a las 20:30 horas, la representación de la obra ‘Proyecto Fausto’, del dramaturgo palmero Antonio Tabares. La compañía Delirium Teatro pone en escena un texto inspirado en el caso del pesquero canario ‘Fausto’, un barco que en 1968 desapareció de forma totalmente inexplicable mientras cubría la ruta entre las islas de El Hierro y La Palma con tres pescadores y un pasajero a bordo.

Un barco perdido, encontrado y vuelto a desaparecer en alta mar hasta tres veces. Una historia, contada a través de la voz de cuatro mujeres condenadas a la soledad del que espera, a la angustia de no conocer nunca la verdad, al dolor de la pérdida. Un sentimiento trágico y universal que, en la actualidad, están viviendo tantos seres humanos.

El misterio del pesquero Fausto

Los hermanos Ramón y Heriberto Concepción y su primo Miguel Acosta, tres pescadores de Tazacorte, junto con el mecánico de El Paso, Julio García, partieron de El Hierro rumbo a Tazacorte hace 50 años y nunca más volvieron.

La embarcación ‘Fausto’ había parado la actividad pesquera y el 20 de julio de 1968 se empleó para el traslado de plantones y otros materiales a El Hierro. El día 21 tenía que regresar a La Palma, pero la embarcación no volvió a Tazacorte en la fecha prevista.

Cinco días después un buque británico comunica que lo ha localizado a unos 100 kilómetros de la costa de La Palma y que la tripulación está en buen estado. Tras facilitarles agua, alimentos y combustible, indican a los que se encontraban a bordo la ruta que debían seguir para regresar a la isla, pero el barco vuelve a desaparecer.

La embarcación aparece nuevamente, a la deriva, meses más tarde y a 1.700 millas de Venezuela. En el pesquero sólo encuentran el cuerpo momificado de uno de los tripulantes. El barco, mientras era remolcado hasta un puerto venezolano, se hundió para siempre en el fondo del océano.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *