El Loro Parque deberá indemnizar a un vecino con 8.800 euros por ruidos y olores

El afectado colocó unos carteles en los balcones de su vivienda que el parque temático consideró que lesionaban su reputación.

La Sala Primera del Tribunal Supremo ha resuelto el conflicto existente entre el parque temático Loro Parque, ubicado en Tenerife, y un vecino que se quejaba de los frecuentes ruidos procedentes de las instalaciones y, como señal de protesta, colocó en los balcones de su vivienda unos carteles, algo que el parque temático consideró que lesionaba su reputación.

Los hechos se remontan a un periodo comprendido entre febrero de 2006 y julio de 2008, donde la Sala da por probado que el recurrente soportó en su domicilio ruidos superiores a los permitidos.

De la sentencia se extrae que los carteles, en los que se podía leer: “Basta con la molestia acústica y mal olor provocado por el Loro Parque. Que el Ayuntamiento intervenga. Hay que respetar la Ley. La salud es un derecho inviolable. Menos ruido y respetar el derecho humano”, no constituyó una intromisión ilegítima en el honor de la empresa. Por ello, obliga a Loro Parque a indemnizarle con 8.800 euros.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.