‘El lector del tren de las 6.27’

El lector del tren de las 6.27Reciclar historias para seguir viviendo.

El protagonista de la nueva novela de Jean-Paul Didierlaurent tiene un empleo más bien poco literario. De hecho, su trabajo consiste en despedazar libros que ya nadie quiere leer para convertirlos en pasta de papel.

De entre los libros que destruye la máquina con la que trabaja logra rescatar algunas páginas y decide darle una nueva oportunidad a esas historias olvidadas, leyéndolas en alto para los pasajeros que viajan con él en el tren de las 6.27, el que toma todos los días para ir a trabajar.

Didierlaurent traslada al lector a un universo de personajes desmotivados cuyas vidas anodinas parecen haberlos vuelto invisibles. A través de las pequeñas historias que se mueven en el terreno poco definido que existe entre la realidad y la ficción, El lector del tren de las 6.27 intentará salvarles de la indiferencia e intentará salvarse a sí mismo de convertirse en otra de las historias olvidadas que terminan transformándose en pasta de papel.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.