El jurado determina la culpabilidad de los padres de los niños de Vistabella

Los menores fueron asesinados en la capital tinerfeña en diciembre de 2011.

Sonia Prieto Beltrán y Jesús Cristo Ponce López han sido declarados culpables de asesinato, con los agravantes de parentesco y alevosía, de Tindaya -hija de ella- y Joseba -hijo de la pareja-.

El crimen se produjo en el santacrucero barrio de Vistabella en diciembre de 2011 y han hecho falta casi dos años y tres intensas jornadas de deliberación por parte del jurado para determinar unánimemente que los padres de las víctimas son responsables de asesinato. Beltrán y Ponce se habían cruzado acusaciones mutuas acerca del fallecimiento de los niños, pero el jurado cree probado que la madre asfixió a los pequeños mientras el padre era testigo de un plan que había sido urdido por los dos.

La fiscal solicitaba 40 años de prisión para cada uno de ellos así como una indemnización de 300.000 euros para el padre de Tindaya.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.