‘El irlandés’

Narcotraficantes filósofos y un policía irreverente.

En medio de la Irlanda rural se descubre que un alijo de cocaína está a punto de llegar a la costa oeste del país. A pesar de que la propuesta argumental no parece demasiado arriesgada –podríamos pensar que se trata de la típica película de polis y narcos-, El irlandés es toda una sorpresa. Y lo es porque su personaje protagonista es un diamante en bruto.

John Michael McDonagh se estrena como director de largometrajes con una película en la que la que resulta clave la participación de Brendan Gleeson –famoso por sus grandes papeles como secundario, por ejemplo en Braveheart-. Su personaje, el sargento Gerry Boyle, está construido sobre los cimientos del estereotipo con la finalidad de romper todos los moldes: es irreverente, inoportuno, maleducado y con un sentido del humor poco convencional. Es de esas personas que desestabilizan a sus interlocutores porque nunca se sabe cuándo habla en serio o en broma y da la sensación de que absolutamente todo en la vida le da igual.

Esta falta de interés por el mundo parece muy poco apropiada para el cargo que ocupa como sargento de policía en una zona rural de Irlanda. Sin embargo, es esa falta de empatía con lo que le rodea lo que le permite mantenerse a distancia de la realidad para actuar con determinación en el momento adecuado.

No puede decirse que Boyle sea un personaje desprovisto de sentimientos,  amargado o cruel. En algunos momentos se evidencia que Boyle también está preparado para la ternura, pero no es éste un estado de ánimo en el que le guste instalarse por mucho tiempo.

Para resaltar aún más las ‘deficiencias’ del protagonista, McDonagh le encasqueta el personaje de Don Cheadle –Hotel Rwanda-, aplicando la fórmula del ‘poli bueno Vs poli malo’ que, gracias a la originalidad del conjunto no resulta molesta.

Con todo, no deja de ser una película ‘salvada’ por la brillantez de un personaje y todo lo que éste tiene de sólido y de genuino el argumento lo tiene de poco emocionante. Es complicado encajar El irlandés en algún género porque como thriller le falta acción, como drama le falta emoción y como comedia le falta algo más de chispa. Pero si metiéramos en un caldero todos los ingredientes que sí tiene nos saldría un guiso apetitoso que nos deja con las ganas de repetir.

 

 

Celina Ranz Santana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.