El Iberostar Tenerife se lleva el triunfo ante el Bruixa d’Or (71-75)

Saúl Blanco consiguió dos triples a un minuto del final.

El conjunto local dominó desde el comienzo gracias a los triples, en frente, el equipo aurinegro alcanzó unos niveles de errores muy altos llegándose a distanciar en el marcador hasta de 13 puntos (23-12).

La mejor defensa de los catalanes se mantuvo en el segundo periodo aunque Blanco y Chagoyen trabajaron para acercarse en el electrónico antes del descanso (41-30).

Los locales lo tenían todo a favor para sumar una victoria pero el Iberostar Tenerife dejó de fallar para remontar. Con un interesante 50-44 se llegó al último periodo.

Los triples de Rost y Bivià empataron el partido pero la Bruixa d’Or reaccionó desde la línea de 6,75. Los tinerfeños no daban por perdido el encuentro y pelearon hasta el final. La igualdad entre ambos la deshizo Saúl Blanco con dos canastas consecutivas que valieron la victoria en el último minuto. Con las últimas posesiones se llegó al 71-75 del marcador final.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.