El Iberostar Tenerife pierde ante un FC Barcelona con un gran banquillo (66-80)

Los aurinegros notaron la baja de Sekulic por problemas musculares.

Los canarios, muy intensos en defensa, impidieron que el conjunto catalán anotara con facilidad en los primeros minutos. El Barcelona con su juego interior empezó a coger ventaja gracias a Tomic, Lampe y Doellman. Con 18-22 se llegó a la primera pausa.

A medida que pasaban los minutos, y el Barcelona movía el banquillo, el conjunto visitante empezaba a poner distancia en el marcador. Abrines desde la línea de 6,75 y Lampe desde la pintura ponían las cosas difíciles a un Iberostar Tenerife que fallaba en su tiro exterior. Al descanso se llegó 28-44.

La defensa catalana aumentó su intensidad provocando los peores momentos de los aurinegros. El Iberostar Tenerife, apoyado por el público del Santiago Martín, peleó cada balón para retrasar lo inevitable pero un Barcelona con más recursos se llevó el tercer cuarto por 47-58.

El último periodo Sikma anotó cinco puntos seguidos para reducir a nueve la diferencia, en frente, el Barcelona replicaba de forma contundente gracias a Lampe. Un triple de Abrines borró cualquier atisbo de esperanza para llegar al final 66-80.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.