El Gran Agujero Azul

El Gran Agujero AzulUn paraíso para submarinistas en el mar Caribe.

En las islas coralinas de Turneffe, a unos 100 kilómetros de la costa de Belice, se encuentra el atolón del Gran Agujero Azul, probablemente el fenómeno más grande en su género, por lo que no es de extrañar que forme parte de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

A pesar de que tiene cientos de siglos de antigüedad, pues sus cuevas de piedra caliza se formaron durante el último período glaciar, es a partir de la década de los 70 cuando este lugar del mundo empieza a cobrar fama a través de las investigaciones llevadas a cabo por Jacques-Yves Cousteau. Desde entonces, el Gran Agujero Azul es la meca de los amantes del buceo, no solo por sus aguas cristalinas y por las impresionantes cuevas coralinas sino por la fauna del lugar, famosa por sus meros gigantes y tiburones con cabeza de martillo.

El agujero describe una forma circular prácticamente perfecta de unos 300 metros de ancho y 125 de profundidad. Sus cuevas de piedra caliza, formadas durante la última era glaciar, fueron posteriormente inundadas por el agua tras la subida del nivel del mar que además provocó el derrumbe de sus techos. Además, varios movimientos en la corteza terrestre han ayudado a la creación de un paisaje submarino sorprendente que hace miles de años estuvo sobre el nivel del mar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.