El Gobierno se mantiene alerta e invierte en la prevención de incendios forestales

incendios forestales

Incendio en Gran Canaria

De los dos incendios forestales en Gran Canaria, el de Artenara ya se da por extinguido y se sigue trabajando en el de Valleseco, que continúa sin estar controlado

El 90 % de los incendios forestales que se producen en España es por accidente, negligencia o por acción criminal vinculada a la actuación de las personas. Este porcentaje es motivo de reflexión tanto para las autoridades estatales como para la ciudadanía, que es quien debe evitar situaciones de riesgo innecesarias que puedan derivar es consecuencias catastróficas. Un ejemplo de ello es el incendio declarado el pasado 10 de agosto en Artenara, Gran Canaria, como consecuencia del uso de maquinaria de soldadura en una zona abierta de monte bajo cerca de la GC-21.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, ha informado al Consejo de Ministros de que el incendio de la isla de Gran Canaria, que ha calificado como «el más importante en España desde el año 2017», ya ha sido estabilizado. Pero insiste en que no se debe bajar la guardia ya que el verano no ha terminado y el riesgo de incendios forestales en toda la geografía española sigue siendo muy alto.

El Ministerio ha reconocido la importante labor de los servicios de extinción durante el incendio de Gran Canaria

El ministro ha agradecido el trabajo y «su compromiso profesional» a todos los servicios de extinción, del Estado, de la Comunidad Autónoma de Canarias y del Cabildo de Gran Canaria: «Con peligro de sus vidas han conseguido evitar lo peor, que era que hubiera pérdida de vidas humanas, y también limitar los daños materiales y al medio natural». El incendio de Artenara se ha dado por extinguido, pero el que se declaraba en la zona de Valleseco el 17 de agosto y que ha hecho arder más de 9.200 hectáreas todavía no esta controlado ni extinguido y se sigue trabajando en él.

Asimismo Planas ha destacado que nuestro país es el segundo de Europa con más superficie forestal y el tercero en superficie arbolada y ha defendido la necesidad de reforzar las inversiones en materia de política forestal como un elemento de lucha contra el cambio climático y para la preservación del suelo, el aire, el agua y la biodiversidad, así como un factor de desarrollo de «la economía circular dentro de la buena y sana gestión de los bosques».

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *