El Gobierno no tiene licencia para derrumbar el Pérez Minik

Los técnicos de Urbanismo consideran que no existe un ‘peligro inminente’.

La demolición del antiguo teatro Pérez Minik de la capital tinerfeña tendrá que esperar puesto que desde la Dirección Técnica de Arquitectura y Patrimonio Histórico de Urbanismo se ha denegado al Gobierno de Canarias el permiso para acometer estas acciones en el emblemático Parque Cultural Viera y Clavijo.

Urbanismo justifica esta decisión asegurando que no se ha respetado el procedimiento que había que aplicar en este caso en relación a la conservación y restauración del espacio, y que las normas tienen un carácter todavía más estricto al tratarse de un inmueble que forma parte del catálogo municipal de bienes patrimoniales.

El Ayuntamiento capitalino culpa al Ejecutivo regional del estado actual del teatro. Dos informes emitidos por el Gobierno de Canarias –uno en septiembre de 2012 y otro un año después-, subrayaban el avanzado estado de deterioro del inmueble y la necesidad de su demolición, comprometiéndose el Ejecutivo autonómico a construir un nuevo teatro cuando la coyuntura económica lo permitiera.

Sin embargo, la Gerencia de Urbanismo considera que no existe un “riesgo inminente” que obligue a su derribo y aclara que, aunque en el proyecto inicial de acondicionamiento y mejora del Parque Cultural Viera y Clavijo se prevén demoliciones en zonas específicas, no se contempla el derribo total del teatro, sino únicamente el de la cubierta. Por otro lado, el Gobierno había asumido el compromiso de redactar un expediente sobre la declaración de ruina antes de que Urbanismo emitiera su resolución, una parte del proceso que nunca se llevó a cabo.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.