El Gobierno fija el objetivo de déficit en el 5,8 por ciento en 2012

El Ministro de Economía augura 630.000 parados más para 2012.

El Consejo de Ministros ha aprobado el objetivo de estabilidad presupuestaria para este año y el límite de gasto, así como el cuadro macroeconómico que sirve de base para la elaboración de los Presupuestos.

El nuevo cuadro macroeconómico para el ejercicio 2012 contempla un retroceso del PIB del 1,7 por ciento. El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que es “realista en sus hipótesis, en sus planteamientos y en sus resultados”.

De Guindos ha explicado que el cuadro parte de una estimación de desaceleración de la economía mundial, que crecerá al 3,3 por ciento. El comercio mundial estará en el 3,8 por ciento, se prevé una suave depreciación del euro y que el precio del petróleo se mantenga en 140 euros el barril. También estima que los tipos de interés se mantendrán en los niveles actuales: entre el 1,1 por ciento y el 5,1 por ciento.

El ministro ha destacado que habrá un “crecimiento negativo” del consumo privado por la disminución del empleo, pero será compensado por la positiva evolución del sector exterior. La demanda doméstica restará 4,6 puntos al crecimiento económico.

Luis De Guindos ha indicado que el nuevo escenario macroeconómico contempla un aumento de la tasa de paro hasta el 24,3 por ciento, lo que supone 630.000 parados más en 2012.

Estabilidad presupuestaria y techo de gasto

El Gobierno ha remitido al Parlamento el objetivo de estabilidad presupuestaria para este año, así como el límite de gasto no financiero del Estado.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, han detallado que el Gobierno ha marcado un objetivo para el conjunto de las Administraciones Públicas del 5,8 por ciento, tal y como ha anunciado el presidente del Gobierno en Bruselas.

Para la Administración central se sitúa en el 5 por ciento, para las comunidades autónomas en el 1,5 por ciento; en las corporaciones locales será del 0,3 por ciento, y habrá equilibrio en las cuentas de la Seguridad Social. Estas estimaciones se hacen partiendo de la previsión de crecimiento negativo del 1,7 por ciento.

Respecto al límite de gasto no financiero del Estado, se fija en 118.565 millones de euros, lo que representa una disminución del 4,7 por ciento. Con esta fijación del techo de gasto se inicia el proceso de elaboración de los Presupuestos Generales del Estado.

Estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera

El Consejo de Ministros también ha aprobado el Proyecto de Ley Orgánica de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera, que será remitido a las Cortes para su tramitación urgente tras incorporar varias recomendaciones del Consejo de Estado.

Los objetivos del texto, que fue presentado en el Consejo de Ministros el 13 de enero, son garantizar la sostenibilidad presupuestaria de todas las Administraciones Públicas, fortalecer la confianza en la economía española y reforzar los compromisos de España con la Unión Europea.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que la norma establece una senda de estabilidad para el conjunto de las Administraciones Públicas y eleva a categoría legal un principio de economía general y de economía doméstica: “no se puede gastar más de lo que se ingresa”.

Sáenz de Santamaría ha afirmado que las medidas aprobadas hoy son la base para la presentación de unos Presupuestos Generales del Estado “austeros, ajustados y realistas”, que tienen como objetivo recuperar la credibilidad, la confianza e iniciar otras sendas de crecimiento y evolución económica.

Mecanismo de financiación a entidades locales

El Consejo de Ministros ha recibido un informe sobre el acuerdo adoptado ayer por la Comisión Delegada para Asuntos Económicos en torno al mecanismo de financiación a las Entidades Locales para el pago a proveedores.

El mecanismo tiene un triple objetivo: resolver el problema grave de impago a proveedores, realizar una fuerte inyección de liquidez en la economía productiva y solucionar el tema de las deudas de las Entidades Locales que impiden su normal funcionamiento.

La vicepresidenta del Gobierno ha resaltado que “es una medida clave porque sirve para dar confianza y para erradicar la morosidad que se ha llevado por delante a muchas empresas y puestos de trabajo”. “Las Administraciones Públicas han de tener presente que desde ahora hay que pagar puntualmente las obligaciones”, ha añadido.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.