El Gobierno establece la cadena perpetua revisable

El Ministerio de Justicia presenta el informe sobre las nuevas reformas del Código Penal.

El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha tomado conocimiento del informe previo al Anteproyecto de reforma del Código Penal, con el que se procede a la revisión del sistema penal para “dar respuesta a las nuevas formas de delincuencia, a la multirreincidencia y a los delitos más graves”.

El nuevo texto introduce dos figuras novedosas en nuestra legislación, la prisión permanente revisable y la custodia de seguridad. El anteproyecto, que se someterá en las próximas semanas a la aprobación del Consejo de Ministros, incluye entro otras cosas una nueva regulación del delito continuado, de la libertad condicional y la supresión de las faltas, por la que aquellas con suficiente relevancia penal se convertirán en delitos de escasa gravedad.

Prisión permanente revisable

Según informan desde el Gobierno, se ha entendido conveniente introducir la figura de la prisión permanente revisable, inédita en nuestro ordenamiento, que se aplicará a los homicidios terroristas, pero también a los cometidos contra el Rey o el príncipe heredero y contra jefes de Estado extranjeros.

También será la pena prevista para los casos de genocidio y crímenes de lesa humanidad con homicidio, así como en el primer caso, con agresión sexual.

Atentado, resistencia y desobediencia

La reforma del Código Penal clarifica la definición del delito de atentado que incluye todos los supuestos de acometimiento, agresión, empleo de violencia o amenazas graves de violencia sobre el agente. Pero no se equipara con la acción de resistencia pasiva que, junto a la desobediencia, se mantiene penada con entre seis meses y un año de cárcel. La falta de desobediencia desaparece del Código, pero se sancionará como infracción administrativa de la Ley de Seguridad Ciudadana. Una de las novedades del texto es que se incluye en la definición de alteración del orden público una referencia al sujeto plural y a la realización de actos de violencia sobre cosas y personas. Como ocurre actualmente, la pena se agrava cuando se porten armas, se exhiban simuladas o se realicen actos de violencia con peligro para la vida o integridad de las personas, así como los actos de pillaje.

Sólo se castigará la difusión de mensajes que inciten a la comisión de algún delito de alteración del orden público. Es decir, no la simple convocatoria a movilizaciones, sino la incitación a cometer actos de violencia constitutivos de desórdenes graves en esas convocatorias.

El Gobierno ha enumerado las modificaciones del Código Penal:

  1. Se introduce la prisión permanente revisable para los tipos agravados de asesinato.
  2. La custodia de seguridad se aplicará a los reincidentes en delitos peligrosos de especial gravedad.
  3. La detención ilegal con desaparición se castigará como homicidio.
  4. Los delitos sexuales serán computados individualmente y no como continuados.
  5. La libertad condicional será regulada como una suspensión de la pena.
  6. Se suprimen las faltas: se tipificarán como delitos leves o pasarán a ser sancionadas por la vía administrativa.
  7. Se agrava el delito de atentado cuando se utilicen objetos que conlleven peligro para la integridad del agente.
  8. Se endurecen las penas para los autores de incendios forestales.
  9. La administración desleal de fondos públicos se castigará como malversación.
  10. Se modifica la esterilización forzosa para adecuar el Código Penal al Convenio Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.