El Gobierno decreta tres días de luto

El Congreso de los Diputados acoge la capilla ardiente de Suárez.

El ex presidente del Gobierno y protagonista de la transición democrática española, Adolfo Suárez, será enterrado en la catedral de Ávila.

El cuerpo del fallecido ha sido velado por familiares y amigos en un acto íntimo en la capilla de la clínica Cemtro de Madrid hasta las 23.00 horas y, a partir de dicha hora, solo por los familiares más cercanos.

Por la mañana, el cortejo fúnebre ha abandonado el hospital y los restos mortales de Suárez han sido trasladados al Congreso de los Diputados, donde recibe los mismos honores que su sucesor en el cargo, Leopoldo Calvo-Sotelo, fallecido en 2008. Esta capilla ardiente, abierta al público desde las 10.00 de la mañana, se ha instalado en la Sala de los Pasos Perdidos, que solo se utiliza en ocasiones especiales. La capilla ardiente permanecerá abierta durante 24 horas y posteriormente Suárez será enterrado en el claustro de la catedral de Ávila, a escasos metros de la sepultura de Claudio Sánchez Albornoz, presidente del Gobierno en el exilio durante la II República.

El Gobierno de España ha decretado tres días de luto y las banderas de todas las instituciones oficiales del país lucen a media asta en señal de respeto al fallecido y a sus familiares.

 


El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.