El Gobierno de Canarias y el Ejecutivo central, enfrentados por la Ley Turística

Berriel asegura que la norma no vulnera la Directiva comunitaria de Liberalización de Servicios.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias Domingo Berriel, ha manifestado su disconformidad ante la pretensión del Ejecutivo central de presentar un recurso contra la Ley de Renovación Turística al asegurar que sus limitaciones suponen una violación de la normativa estatal y europea.

Berriel asegura que el texto no se opone a ninguna de estas directivas e insiste en que el Gobierno de Canarias hará todo lo posible para garantizar la seguridad de las inversiones turísticas con independencia de los planes que tenga en Gobierno central.

«La norma canaria lo que hace es flexibilizar los criterios para la construcción de establecimientos turísticos que estaban en vigor antes de la reforma legislativa», insiste el consejero que, según ha matizado, aún mantiene una actitud abierta ante las propuestas del Ejecutivo central «siempre que supongan una mejora para el reglamento que aún se está tramitando y cuyos resultados terminarán de ser evaluados en mayo -momento en que se cumple un año de vigencia-, aunque por el momento «están siendo muy esperanzadores».

«Es necesario considerar que se trata de una ley que está vigente desde hace nueve meses y que ha venido ofreciendo un régimen jurídico claro y bien definido a nuestro sector turístico e inversores, por lo que su suspensión, aunque sea de manera cautelar, introduciría un factor distorsionante, que el Gobierno de Canarias tratará de solventar», ha subrayado Berriel en relación a una eventual suspensión de la normativa por imposición del Gobierno popular.

 

 

El Ilustrador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.