El Gobierno de Canarias envía al Parlamento la modificación de la Ley de Vivienda

La norma pretende crear un Registro de Viviendas Desocupadas y frenar los desahucios.

El Gobierno de Canarias ha acordado hoy en Consejo de Gobierno enviar al Parlamento de Canarias para su debate, el anteproyecto de Ley de modificación de la Ley 2/2003, de 30 de enero, de Vivienda de Canarias.

El proyecto de Ley hace especial hincapié en la urgencia de incluir en el mercado el amplio parque de vivienda desocupada que está en manos de personas jurídicas, en especial, entidades financieras y filiales inmobiliarias para lo que contempla la creación de un Registro de Viviendas Desocupadas.

De las disposiciones adicionales destaca la dedicada a la Declaración del interés social de la vivienda a efectos de expropiación forzosa del uso de viviendas para dar cobertura a las personas en especiales circunstancias de emergencia social. Se entenderá que existe un supuesto de especial vulnerabilidad cuando el desahucio afecte a familias con menores de edad, mayores dependientes, personas con discapacidad, víctimas de violencia de género o personas desempleadas sin derecho a prestación.

Estos expedientes expropietarios recaerán sobre las viviendas vacías, como consecuencia de un lanzamiento hipotecario, que estén en manos de las entidades financieras y será por un plazo máximo de tres años. La persona beneficiaria quedará obligada al pago a la Administración expropiante de una cantidad en concepto de contribución al pago de justiprecio, en cuantía no superior al 25 por ciento de los ingresos de la unidad familiar que conviva en la misma, ni superior a la cuantía del justiprecio

Además, se presumirá que la vivienda no está habitada cuando no se destine efectivamente al uso residencial previsto por el ordenamiento jurídico o el planeamiento urbanístico durante más de seis meses consecutivos o cuando la misma no cuente con contrato de suministro de agua o de electricidad o presente nulo o escaso consumo de suministros

También se informa de que quedan excluidas las edificaciones destinadas a un uso regulado en la legislación turística, las viviendas de las personas físicas cuyo uso exclusivo sea el de esparcimiento o recreo, las viviendas que sean usadas de forma efectiva mediante su arrendamiento como fincas urbanas celebrado por temporadas

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.