El Gobierno culmina el proceso de cierre de las galerías peligrosas

Se inició en 2007 a raíz de la muerte de seis excursionistas en Tenerife.

Dos años después del incidente, el Gobierno regional inició los trámites para poner fin a las galerías abiertas en Tenerife con el fin de obtener agua. En las isla había más de 150 galerías y pozos, muchos de ellos catalogados como peligrosos y sin la señalización necesaria para evitar accidentes como el que acabó con la vida de seis excursionistas en la galería de Piedra de Los Cochinos, en Los Silos.

Finalmente, la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Canarias ha acordado el cierre de los últimos 14 pozos peligrosos que quedaban en la isla, un proceso que se inició en 2009 con la actualización de las medidas de seguridad en dichas zonas –a cargo de los propietarios de estas infraestructuras- y que culmina ahora con su cierre definitivo por parte del Servicio de Minas del Gobierno autonómico.

 

 

El Ilustrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.