El FC Oporto se corona en Dublín

Celebración del FC PortoDuhan Bernhard

El solitario gol del colombiano Falcao fue suficiente para que el Oporto se proclamase campeón.

El FC Porto y SC Braga disputaron la primera final portuguesa en la historia de las competiciones europeas. El equipo de André Villas-Boas tuvo el control del balón en la mayor parte del encuentro, el técnico del FC Porto apostó por una táctica ofensiva alineando a Falcao, Hulk, Fredy Guarín, João Moutinho y Silvestre Varela en ataque. En cambio, el SC Braga apostaba por un bloque comptacto para poder sorprender a la contra. Y fue el SC Braga el primero que probó suerte con un disparo desviado en los primeros minutos. El FC Porto no tardó en responder y se hizo poc a poco con el control del encuentro. El SC Braga se vió incapaz de plantarle cara y se iba encerrando cada vez más en su campo. El FC Oporto se estrellaba una y otra vez con la defensa del Braga pero cuando todo apuntaba a que se llegaría al descanso con el empate inicial, un centro de Guarín lo aprovechaba Falcao para cabecear el balón al fondo de la red. El colombiano sumaba así su 17º gol en la competición.

El entrenador del SC Braga, Domingos Paciência, incorporó cambios en su equipo para darle un tono más ofensivo e intentar igualar el encuentro. Nada más comenzar el segundo tiempo, Mossoró tuvo la ocasión más clara en sus pies para lograr el empate. El brasileño se quedó totalmente solo tras un fallo de la defensa del FC Porto pero no logró batir al guardameta Helton. El pequeño susto hizo despertar al actual campeón que volvió a tomar las riendas del partido y aprovechó para retener el balón en sus filas y poder asegurarse así el partido y el título de campeón de la Europa League. Finalmente bastó el gol de Falcao para que su equipo se llevase el trofeo.

 

 

 

Duhan Bernhard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *